EL UNICO ESCRITOR SOY YO - DON QUIJOTE

En mi voz

sábado, 13 de mayo de 2017

Cuentos del Can Cerbero


Resultado de imagen para vacas animadas


Cosas del Viento Norte
— Ada Inés Lerner,
Carlos E Saldivar,
Sergio Varela
Dicen los gauchos que por los campos de mi bisabuelo, por allá donde el Viento Norte nace, Viento que es llamado también Bóreas, los que saben dicen que fertiliza a las hembras; por ello las yeguas vuelven con frecuencia sus cuartos traseros al viento y paren potros sin ayuda de un semental. Así fue como explicó Lucía, por qué quedó encinta. Lucía, por si no lo recuerda, don, la más chica de las Del Potro, el patrón de la Estancia. Por supuesto, hay quienes no le creen, se comenta que era una niña bastante traviesa, aunque ¿quién no lo es a los quince años? El responsable pudo haber sido el hijo del alcalde, o el monaguillo de la iglesia, o cualquiera. Pero aquí la gente tiene una imaginación terrible, don, por eso hasta yo estoy dudando, ¿y si en verdad fue el Viento Norte?, ¿y si viene para reclamar al bebé? No es una entidad amable, es de temer. Ese viento siniestro había despabilado al Futre, espectro jinete sin cabeza decapitado por una banda de cuatreros. El gurí de Lucía creció como hijo de un fantasma. Pero los memoriosos distinguimos su parecido con el hijo mocito de un Santa María, que había estado en La Encarnación ofertando un lote de búfalos, en un asado en que chacoteaban que “no el pollo es carne, ni la mujer es crestiano”. Yo mismo preparé ese convite.



Publicar un comentario