EL UNICO ESCRITOR SOY YO - DON QUIJOTE

En mi voz

domingo, 21 de febrero de 2016

Breves no tan breves: Palos diferentes – Ada Inés Lerner



Breves no tan breves: Palos diferentes – Ada Inés Lerner: Alicia murió, me dijeron. Hace 
unos meses. ¿No te enteraste?.
Repentino, fue repentino.
No se pudo hacer nada. Las palabras de siempre. No lloré. No la quería.
No me quiso nunca. Yo sé que no éramos del mismo palo.
La vida, el destino ¡qué se yo! nos habían bardeado por distintos rumbos
y cuando nos conocimos, simplemente, no congeniamos.
No hay química, suelen decir.

Alicia murió, me dijeron. Dejó una hija pequeña.
Pensé en que era una buena mujer. Aunque no éramos del mismo palo.
Alicia sabía defender sus ideales, ¡y los tenía! Y por eso yo le temía.
Era ese miedo ¿envidia? ese sentimiento sin nombre que el ateo siente frente
a los que tienen fe. Algunas veces intenté acercarme pero no hubo caso,
no me aceptaba.
Mi vida pobre, de costumbres aburguesadas, la irritaba.
Su militancia partidaria me fastidiaba.
Alicia murió, me dijeron. Los que tienen ideales, pensé, pagan un precio por
la vida. Los que creen, como Alicia, pueden roer las paredes, rodear el mar.
Ella lo sabía.
Alicia sabía de la eternidad de los dogmas.
Yo no. Yo creo en la fuerza de la historia y ¿en cambio?,
veo la muerte en el futuro.
No éramos del mismo palo.
Alicia murió, me dijeron, y yo también.

Publicar un comentario