EL UNICO ESCRITOR SOY YO - DON QUIJOTE

En mi voz

jueves, 10 de diciembre de 2015

Los cuentos del Can Cerbero



¿Adónde va mi sombra? Ana María Caillet Bois, Ada Inés Lerner, María Jesus Valenzuela

Hoy tengo unas ganas locas de caminar por el parque, de echarme sobre el pasto y mirar las nubes que con total libertad son llevadas por el viento. Hoy no quiero extrañar a nadie, 
ni recordar el pasado. El otoño cruje debajo de mis pies. Pero es inevitable, él viene y 
se posesiona de mi mente.
—¡Basta! —exclamo. Sigo mi marcha presurosa, como para ganarle a los 
pensamientos. El día declina. Me vuelvo para observar mi sombra delineada que camina 
adelante; la dejo pasar, ahora la sigo, escucho un murmullo; es ella que se acerca a mi oído; siento su aliento junto a mi cara, quiere que juguemos con otras sombras.
En un minuto se juntaron varias y comenzó el juego: uno, dos, tres, cuatro, cinco,
listo el que no se escondió se embromó, arroz con leche me quiero casar. La farolera
tropezó y… las risas de las sombras que volvieron a los juegos de sus dueños en la infancia,
cuando se escuchaban en todo el parque hoy ya no están.
Son otras risas, otros juegos, otros niños. Entonces busco mi sombra y veo que está lejos,
debilitada, pequeña. Ya no quiere jugar,  desaparece entre las hojas amarillas del sendero,
y él vuelve, con un abrazo se apodera de mi sombra. En silencio caminamos juntos,
es mágica la tarde a su lado, se escuchan los pájaros despidiendo el día.
El crepúsculo nos va uniendo cada vez más.
Ahora son nuestras sombras entrelazadas en caricias las que se unen en el horizonte.

Acerca de los autores:
Ana María Caillet Bois
Publicar un comentario