EL UNICO ESCRITOR SOY YO - DON QUIJOTE

En mi voz

sábado, 11 de julio de 2015

Bificciones - con Luciano Doti


 Resultado de imagen para abasiofilia



 Abasiofilia  

Ada Inés Lerner & Luciano Doti

Emilia estaba conmocionada por la amabilidad y dedicación de Julio para facilitarle su traslado a la universidad, y por cómo se ocupaba de tomar apuntes cuando ella faltaba a las clases.
Llegaron los exámenes y él le entregó todo el tiempo que ella necesitaba para prepararse, y juntos aprobaron y se felicitaron por los logros obtenidos. Obvio es decir que Emilia se enamoró de Julio. ¿Era amor o agradecimiento? Ante el silencio de él al respecto, ella se mantuvo discreta y expectante.
Ahora llegaban las vacaciones, y como la familia de Julio tenía una casa espaciosa y cómoda en las playas de Ajó, él la invitó a que fuera con ellos.
Emilia consultó con palabras cuidadas a sus padres. Ambos preguntaron con qué intenciones Julio se comportaba así con ella. Emilia no supo responder.
Finalmente, aceptó la invitación.
Al arribar, estuvo ansiosa. Pensaba que podía ser inminente algún tipo de desenlace, alguna propuesta sexo-afectiva por parte de Julio, pero nada de eso sucedió entonces. Por lo demás, él se mostraba tan amable y servicial como siempre.
Un día, Emilia se puso a hurgar en unos cajones y encontró la foto de una chica con una discapacidad motriz similar a la suya. Julio la sorprendió por detrás, tomó la foto en sus manos y sintió que había llegado el momento.
—Era una chica atormentada; decidió ahogarse en estas playas. Con vos tengo una nueva oportunidad.


Publicar un comentario